Aceptarse como método de ahorro de energía vital

La persona que sigue a la multitud normalmente no irá más allá de la multitud. La persona que camina sola probablemente se encontrará en lugares donde nadie ha estado antes.

Albert Einstein

Aceptarse a uno mismo es uno de los métodos de ahorro de energía vital más potente que conozco. La aceptación implica un amor incondicional de uno mismo, independientemente de que consigamos lo que pretendemos o salgan las cosas tal y como nos gustaría.

Me agota escuchar cómo mis pacientes se auto flagelan cuando entran en la consulta; demasiado gorda, demasiado bajita, demasiado sensible, demasiado perfeccionista, demasiado demasiado… Dejamos que nuestro bienestar dependa ya no solo de nuestras circunstancias sino también de cómo nos ven las personas con las que nos relacionamos, e incluso con las que no tenemos relación.

El auténtico bienestar y la felicidad se encuentra en nosotros mismos. Cultivar una buena percepción acerca de nosotros es el paso fundamental que además nos permitirá reforzar nuestra autoestima y fortaleza ante cualquier circunstancia adversa imprevista y creedme que en circunstancias adversas tengo un máster y dos licenciaturas por lo menos…

La auto aceptación es naturalidad y espontaneidad, lo más honesto y auténtico de nosotros mismos, sin pretender ser más que quien somos.

Es necesario también comprender que en este planeta cada persona libramos nuestra propia lucha. Tú tienes unas características personales, un carácter y un temperamento, una educación y un cúmulo de experiencias y aprendizajes. Cada persona vive y percibe las cosas de forma diferente.

Cuando reflexionamos y entendemos que nada de esto tiene sentido, que no se trata de tener que agradar a todo el mundo, ni se trata de que los demás nos vean de un modo a cómo nos gustaría, sino que más bien consiste en aceptar quienes somos para ir puliendo nuestra identidad e ir desarrollándonos en beneficio de nuestras cualidades y potencialidades es cuando nuestra visión se amplia. Aceptarse a uno mismo supone querernos y amarnos por lo que somos.

Ya sea por nuestra imagen, nuestra forma de pensar o de ver las cosas, si aprendes a aceptarte con todo lo que no te gusta de ti, podrás ir dando los pasos que te ayudarán a valorar el conjunto de lo que representas. No eres el error que cometes ni ese complejo que tienes, eres una totalidad representativa de tu experiencia y desarrollo personal.

Aceptarse a uno mismo, a los demás y a nuestras circunstancias, en definitiva, supone un ahorro inimaginable de energía vital que puedes utilizar en pensar en cosas mucho más maravillosas como preparar un detalle especial a alguien que quieres, en irte a tomar unas cañas o en salir a trotar al monte. Ahí lo dejo señores lectores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s